Historia

El Centro Médico Nacional del Instituto Mexicano del Seguro Social, fue un hermoso conjunto arquitectónico situado en el corazón geográfico de la ciudad de México construido en una supérficie de 156,000 metros cuadrados y una supercicie total construida de 207,283 metros cuadrados, limitada hacia el sur por la Avenida Central, al poniente por Avenida Cuauhtemoc y al oriente con la calle de Dr. Jímenez. La belleza de sus lineas y de sus obras de arte, no igualaban la grandeza de su concepción funcional.

Las unidades del Centro Médico no carecieron de nada que pudiera ser necesario para precisar un diagnóstico, o para lograr una curación, sin nada superfluo fueron equipadas con todo lo necesario que la ciencia moderna habia diseñado para armar al hombre en su lucha contra las enfermedades. 

El Centró Médico estuvo formado por las siguientes Unidades: Hospital General, Hospital de Pediatría, Hospital de Traumatología y Rehabilitación, Hospital de Gineco-Obstetricia, Hospital de Neumología y Cirugía de Torax, Hospital de Oncología, Hospital de Convalecencia, Banco Central de Sangre, Farmacia, Unidad de Habitaciones, Central de Anatomía Patológica, Biblioteca de Medicina y Seguridad Social, Unidad de Medicina Experimental, Oficinas Administrativas, Central de Ambulancias, Servicios Generales , Talleres y Lavandería, Escuelas de Enfermería y la Unidad de Congresos.

 

Fue inaugurado oficalmente por el C. presidente de la República Lic. Adolfo Lopez Mateos el dia  15 de marzo de  1963.

 

El Hospital de Gineco-Obstetricia inició sus funciones el 11 de Mayo de 1961. Ubicado al sur del conjunto de unidades del Centro Médico entre lHospitales de Pediatría y Oncología su entrada correspondía al número 100 de la Avenida Central. 

Arquitectonicamente el Hospital estaba formado por 3 cuerpos, el mayor de 9 pisos corresponde a hospitalización, el segundo de una sola planta al sur del anterior aloja los serviciode consulta externa, Laboratorio de Análisis Clínicos, Rayos X, Archivo Clinico y Trabajo Social, y el tercero también de una planta  ubicado al norte del bloque principal donde se encuentran el área dedicada a la docencia  y el almacen general con una supercice total construida de 10,606 metros cuadrados

El cuerpo principal tenía en la planta baja las Oficinas de Gobierno de la Unidad: Dirección, Subdirección, Jefatura de Enseñanza e Investigación y Administración, además las oficinas de las Jefaturas de Pediatría, Enfermería y el Servicio de Admisión Médico Administrativa. En el primer piso está situada la sala de altas, vestidor de médicos, enfermeras y el comedor para el cuerpo médico.En los pisos 2o., 3o., 4o., 5o., 6o., y 7o. se encuentran las camas de hospitalización, con cubiculos de 6 y de 2 camas, los cuatro primeros con  el cunero correspondiente. Todos con una central de enfermeras, sala de curaciones, sala de juntas y oficina para el jefe del servicio. en el 8o. piso se encuentra el Banco de Leches, el Servcicio de Prematuros, el área de labor con 16 camas y 5 salas de expulsión, un quirófano, una sala de juntas y un cuarto de descanso para los médicos. El 9o. piso esta ocupado po 4 quirófanos, salas de recuperación, cuidados intensivos, central de enfermeria. Departamento de Anestesiología, Departamento de Anatomía Patológica, vestidor de médicos, central de equipos y el Departamento de Fisiología uterina.

La construcción de una planta situada al sur del edificio de 9 pisos, cuenta con el area de consulta externa con 12 consultorios, además de los servicios de Rayos X, Laboratorio Clínico, Trabajo Social y Archivo clínico.

La construcción la complementa otra planta con 4 aulas con capacidad para 40 personas cada una, con los elementos indispensables para la enseñanza audiovisual.

"Y por aqui.................................. pasamos todos"

El Hospital contaba con 270 camas de internamiento, 16 de ellas corresponden a la sala de labor, 303 cunas, 68 incubadoras y 50 cunas mas en la sala de altas.

En 1976 con la remodelación del hospital, la unidad toco-quirúrgica, quirófano y admisión hospitalaria pasaron a la planta baja, como también la Unidad de Cuidados Intensivos del Adulto, la Unidad de Cuidados Intensivos del Recién Nacido y el Departamento de Fisiología con 3 camas cada una con un cardiotocografo  para monitorización fetal y del trabajo de parto, una sala de expulsión, sala de juntas, y un equipo para realizar estudios de contractilidada uterina, laboratorio y una sala para estudios de ultrasonografía . El 8o. piso se convierte en hospitalización y en el 9o. piso ubican la biblio-hemeroteca, Dibujo y el Servicio de Patología .  

El primer director del hospital fué el Dr. Benjamín Eguiluz, sub-director el Dr. Mario López-Llera y jefe de enseñanza el Dr. Carlos Morales Lepe, jefes de servicio el Dr. Juan Rodríguez Argüelles y Dr. Rodolfo Quiñónez Guerrero. En 1965  la dirección la ocupa el Dr. Rodolfo Quiñonez y el sub-director es el Dr. Juán Gómez Piña de la Peza, continuando como jefe de enseñanza el Dr. Carlos Morales Lepe.

En 1971 Siendo director del hospital el Dr. Quiñónez, el Dr. Carlos Morales Lepe ocupa la sub-dirección hasta que es nombrado director del Hospital de Gineco-Obstetricia 2-A, siendo nombrado sub-director el Dr. Luis Noriega Guerra  (cargo que desempeño poco tiempo) y el Dr. Alberto Alvarado Durán la jefatura de enseñanza e investigación hasta 1979. En 1976 al jubilarse  Don Rodolfo Quiñónez , el Dr. Morales Lepe asume la dirección del hospital siendo sub-director el Dr. José Luis Hernández Horta y el Dr. Alberto Alvarado Durán continuó como jefe de enseñanza.

En  el año de 1979, el Dr. Alberto Alvarado Durán asume la dirección del HGO 2 (cargo que obtiene en concurso  por oposición ), siendo sub-director el Dr. José Gordillo Fernández y jefe de enseñanza e investigación el Dr. Mario López-Llera, este cuerpo de gobierno estuvo al frente del hospital hasta septiembre de 1985

 

 

TRASCENDENCIA DEL HOSPITAL DE GINECO OBSTETRICIA No. 2 DEL CENTRO MÉDICO NACIONAL, EN LA MEDICINA DEL IMSS Y EN MÉXICO.

  DR. ALBERTO ALVARADO DURÁN  

  INTRODUCCIÓN.

  En Mayo 2 de 1961 inicia sus actividades y en Mayo 11 del mismo mes se inaugura oficialmente el Hospital de Gineco Obstetricia del Centro Médico Nacional, el primer Hospital en el Instituto que integra las dos especialidades, la Ginecología y la Obstetricia en una sola, acorde con las tendencias que al respecto se encuentran en México y en el extranjero. Con estas características y de acuerdo a las expectativas que se plantean en el medio médico mexicano con la formación del Centro Médico Nacional, se hace una selección del personal que va a laborar allí y se dota de todos los recursos necesarios para que el Hospital se encuentre en la vanguardia de la especialidad en México.

Se establecen bases sólidas para la atención asistencial y se pone especial énfasis en la docencia y en la investigación lo que le permite mantenerse en ese nivel de vanguardia. Este compromiso obliga a que periódicamente se revisen las características y resultados de su funcionamiento y de allí se decidan reestructuraciones funcionales que le permiten al Hospital ir avanzando a la par de lo que sucede en otras partes del mundo. El intercambio de experiencias con otras instituciones que pueden hacer los médicos  del Hospital en foros como Congresos, Simposios, etc., así como las visitas recíprocas que hacen los propios médicos a sus sitios de preparación en el extranjero, previos a su incorporación al Centro Médico, permiten asegurar esta afirmación.

  Los cambios no solo son funcionales sino que también en 1976 se hace la remodelación del Hospital, que abarca principalmente al área Tocoquirúrgica e incluye a Quirófanos, Unidades de Cuidados Intensivos, Perinatología, Consulta Externa, Archivo Clínico, Auxiliares de Diagnóstico y Tratamiento, Bibliohemeroteca y algunos pisos de Hospitalización.

  Para llegar a comprender mejor la trascendencia del Hospital de Gineco Obstetricia en la Medicina Institucional y del País, es conveniente analizarla desde tres puntos de vista: Actividad Asistencial, Actividad Docente y Actividad de Investigación.

  ACTIVIDAD ASISTENCIAL.

  Se integraron al Hospital, médicos que provenían de distintos sitios de formación tanto del país como del extranjero. Así, había médicos que provenían de la Maternidad No. 1 del IMSS, del Hospital General de la Raza, de distintas clínicas del Instituto, del Hospital de la Mujer, del Hospital General de Salubridad, del Hospital Juárez y del Centro Materno Infantil Maximino Avila Camacho. Del extranjero provenían de diversos Hospitales y Universidades de los Estados Unidos como son Nueva Orleans, Washington, Hawaii, Ohio, Saint Louis Missouri, Fialadelfia, California, Cleveland y Arizona. También provenían de otros sitios como el Instituto Provincial de Ginecología y Obstetricia de Madrid y el Servicio de Fisiología Uterina de la Universidad de Montevideo Uruguay. Con objeto de unificar el criterio de atención de las pacientes, apenas iniciadas las labores, los directivos del Hospital presentaron unas normas de atención gineco obstétrica en cuyo análisis participaron todos los médicos del Hospital y así nacieron las primeras Normas de Gineco Obstetricia en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

  En el transcurso de sus casi 25 años de funcionamiento, el Hospital atendió a mas de 440 000 pacientes obstétricas y ginecológicas que incluyen nacimiento por vía vaginal o abdominal, así como intervenciones quirúrgicas ginecológicas que correspondían tanto a operaciones habituales en esta cirugía como a operaciones de alta especialidad. Sin duda esta cifra es importante, sin embargo, mas que la cantidad se debe valorar la calidad con que se dieron esas atenciones. Esto puede hacerse no solo tomando en cuenta los bajos índices de morbimortalidad que se tuvieron, sino también tomando en consideración cómo estaban organizados los servicios y cómo fueron evolucionando éstos en el transcurso de los años.

  En primer lugar hay que hacer notar que desde el inicio de las funciones del Hospital se organizaron clínicas de especialidades que permitieron concentrar las experiencias y profundizar los conocimientos que sobre esta área específica se tenían y, en esta forma, establecer las líneas de trabajo que a la vez eran líneas de investigación clínica y fuentes de docencia de alta calidad, dando todo ello como consecuencia una excelente atención médica. Las primeras clínicas que funcionaron fueron las de: Toxemia; Control de la Fertilidad (ya en 1963 y aún en contra de la ideología que al respecto persistía en nuestro medio médico y político, en el Hospital se había precisado la necesidad de establecer métodos para el  control de la fertilidad aunque fuera solo por indicación médica); Esterilidad Conyugal; Incontinencia Urinaria de Esfuerzo; Tuberculosis Genital; Aborto Habitual; Diabetes y Embarazo; y Hemorragia Uterina Disfuncional.

  Dentro de la Organización de Departamentos y Servicios, desde un principio destaca la formación del Departamento de Fisiología Uterina (primero en el IMSS), que en su desarrollo se amplió y pasó a ser Departamento de Fisiología Obstétrica, para evolucionar al Departamento de Perinatología que finalmente dio origen al de Medicina Materno Fetal, lo que está mas congruente con las actividades que se desarrollan en la atención del binomio madre y feto. Desde un principio y hasta el final tuvo a su cargo la atención de las pacientes  embarazadas con el riesgo obstétrico mas alto. La mística de servicio que había en ese Departamento era tal que los médicos que llevaban el control prenatal de estas pacientes con alto riesgo, asistían a su atención al nacimiento no importando si estaban de guardia o no, lo importante era culminar la atención de la mejor forma posible; este servicio no se tiene en ninguna otra Unidad del Instituto. Trabajó conjuntamente con diversas especialidades de los otros Hospitales del Centro Médico y es así como en la literatura médica aparecen las casuísticas con mayor experiencia en asociaciones del embarazo con patologías tales como hematopatías, colagenopatías, prótesis valvulares cardiacas, etc.

  De una manera complementaria se desarrollan en nuestro Hospital diversas especialidades estrechamente unidas. En efecto, la Neonatología por primera vez en México se identifica como una superespecialidad de la Pediatría con personalidad propia y de indispensable desarrollo en las Unidades de Gineco Obstetricia que siguieron a la nuestra; esta especialidad posteriormente evolucionó a Pediatría Perinatal.

  La Anestesiología también se desarrolló de manera importante como una superespecialidad y fue de nuestro Hospital de donde partió la difusión, gracias a los trabajos presentados en distintos foros, del uso del Bloqueo Peridural en Obstetricia, el cual es ahora el método más común y de mejores resultados en la analgesia obstétrica.

  Del trabajo conjunto de los servicios de Medicina Interna, Anestesiología, Tocoquirúgica y Ginecología, se derivó la necesidad de implementar una área de cuidados intensivos para aparecer así la primera Unidad de Terapia Intensiva en Gineco Obstetricia en México. Posteriormente y ya con la remodelación del Hospital, se estableció una área diseñada específicamente para la Unidad de Cuidados Intensivos del Adulto. También en 1969 apareció por vez primera en un Hospital de Gineco Obstetricia un servicio de Terapia Intensiva del Recién Nacido, después Unidad de Cuidados Intensivos del Recién Nacido, que permitió al Departamento de Pediatría Perinatal, mejorar aún más la atención de los recién nacidos en estado crítico provenientes de un embarazo de alto riesgo.

  Toda esta evolución permitió mantener a la Unidad como un auténtico Hospital de tercer nivel de atención médica y sin menoscabo de que con esta implementación se apoyara al segundo nivel de atención gineco obstétrica dada la mayor demanda de este nivel y la falta de camas correspondientes.

  ACTIVIDADES DOCENTES.

  Las actividades docentes se dieron con profusión y alta calidad en tres principales acciones: Enseñanza de Postgrado, Educación Médica Contínua y Enseñanza de Pregrado.

  Por lo que se refiere al primer punto, en el Hospital se prepararon a mas de 700 especialistas en Gineco Obstetricia tanto del país como del extranjero, de los cuales un porcentaje alto se encuentra en posiciones destacadas en sus lugares de origen ya sea en la vida académica,  en la actividad docente, en la medicina institucional o en la medicina privada. Así mismo se prepararon especialistas en Pediatría Perinatal, Perinatología, Endocrinología Ginecológica, Endoscopía Ginecológica, Biología de la Reproducción, Anestesiología, Medicina Interna, Patología y Radiología, ya sea con cursos con sede en nuestro Hospital o como subsedes complementarias de especializaciones dadas en otros Hospitales del Centro médico Nacional.

  En la Educación Médica Continua se iniciaron las actividades desde la inauguración del Hospital con diversos cursos monográficos, siendo el primer curso de divulgación en Octubre de 1961, el que además sirvió  para marcar pautas conjuntamente con la Jefatura Nacional de Enseñanza del IMSS, como fue la utilidad de recopilar el material de los cursos y ser esta recopilación motivo de publicación. Este primer curso fue publicado en el Boletín Médico del IMSS correspondiente a Noviembre de 1961. De allí se habrán realizado alrededor de 175 cursos monográficos con temas que correspondían a todas la especialidades que se practicaban en el Hospital y que fueron una manera de difundir al medio médico las experiencias del Hospital.

  A pesar de ser un Hospital de tercer nivel, desde su orígen no se quiso sustraer a la necesidad de apoyar la enseñanza de pregrado de la UNAM y del Instituto Politécnico Nacional, ya que la enseñanza Clínica ha sido y continúa siendo un problema muy importante para las instituciones docentes del país. Las principales asignaturas impartidas en el Hospital fueron: Gineco Obstetricia, Pediatría, Patología, Endocrinología e Introducción a la Clínica.

  Finalmente, en las actividades académicas ha tocado a médicos del Hospital participar como directivos de diversas agrupaciones nacionales e internacionales como son: Asociación Mexicana de Ginecología y Obstetricia, Federación Mexicana de Asociaciones de Ginecología y Obstetricia, Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia, Asociación Mexicana para Estudios de la Fertilidad y Reproducción Humana, Sociedad Mexicana de Anestesiología, American College of Obstetricians and Gynecologists. Igualmente, diversos médicos que han laborado en el Hospital son miembros de la Academia Nacional de Medicina, Academia Mexicana de Cirugía, Academia de Investigación en Biología de la Reproducción, American Fertility Society (hoy American Association of Reproductive Medecine), American Association of Gynecologic Laparoscopists, Fallopius International Society, The New York Academy of Sciences, Sociedad Internacional para el Estudio de la Hipertensión en el Embarazo, y algunos de ellos han sido miembros del Steering Committee of The Task Force on Female Sterilization de la Organización Mundial de la Salud.

  ACTIVIDADES DE INVESTIGACIÓN.

  La formación de Clínicas de Especialidades desde el inicio del Hospital, a las que ya nos hemos referido antes, dio pie a que se establecieran líneas de investigación clínica que se han concretado en mas de 600 publicaciones en revista y libros tanto nacionales como internacionales destacándose por su importancia y difusión algunas líneas como la Toxemia, Control de la Fertilidad por Métodos Temporales y Definitivos, Endoscopía Ginecológica, Perinatología, Embarazo de Alto riesgo.

  Pero no solo es el número de publicaciones lo importante, mas bien es la trascendencia de esas publicaciones lo que le da valor. Las publicaciones sobre Toxemia enriquecieron la bibliografía nacional e internacional sobre el tema y han hecho que se le reconozca a esta Escuela formada en el Hospital como una de las mejores y más sólidas para el estudio de este importante problema.

  Cuando se consideraba casi un tabú hablar de anticoncepción en México, ya diversos médicos del Hospital estaban concurriendo a foros internacionales y publicando en revistas internacionales y nacionales, para exponer la experiencia obtenida con el uso de métodos anticonceptivos aplicados por indicación médica a pacientes de alto riesgo obstétrico. Tuvieron que pasar poco mas de 10 años para que en México se aceptara oficialmente el uso de anticonceptivos como un procedimiento para la planificación familiar.

  La Endoscopía Ginecológica se hacía en México de una manera muy limitada, casi anecdótica, antes de que se inaugurara en nuestro Hospital y fue alli donde tomó un gran auge constituyéndose en la primera Escuela Endoscópica y la más importante en el país con repercusiones aún en el extranjero pues era difícil encontrar trabajos sobre histeroscopía, por ejemplo, que no citaran bibliográficamente a uno o más de los trabajos realizados en la Unidad.

  Para 1984, el Hospital de Gineco Obstetricia del Centro Médico Nacional era la Unidad médica de todo el sistema del IMSS que tenía el mayor número de citas en el Citation Index, lo que avala sin duda, la trascendencia de estas publicaciones.

  Con el tiempo, las Clínicas de Especialidad se fueron integrando a los diversos servicios del Hospital y en los últimos años se había establecido una serie de Líneas Prioritarias de Investigación con objeto de tratar de orientar la investigación clínica cada vez más a la resolución de los problemas mas importantes para la salud. Cuando en el Instituto se establecieron de manera oficial las líneas prioritarias de investigación, vimos con satisfacción la concordancia que tenían éstas con las establecidas por nosotros. Derivadas de ello y como un estímulo para la productividad, así como un filtro para la presentación y eventual publicación de resultados, se estableció en el Hospital desde 1982 la realización de una Jornada Anual de Investigación Clínica en la que se presentaron y analizaron un promedio de 50 trabajos en cada reunión.

  En Junio de 1985, después de casi dos años de implementación de técnicas así como del control de calidad correspondiente, se inició un programa de Fertilización In Vitro y Transferencia de Embriones, el primero de esta naturaleza que se iniciaba en nuestro país. Para ello se aprovecharon los recursos existentes tanto en el Hospital de Gineco Obstetricia como en la Unidad de Investigación Biomédica del propio Centro Médico Nacional. Todo este trabajo estaba sustentado en un programa minuciosamente planeado, en el que está incluido no solo la tecnología sino la justificación de un programa tal en nuestro medio hasta en sus aspectos éticos y legales. Fue presentado a las autoridades correspondientes del Instituto quienes dieron su aprobación; desgraciadamente solo se habían podido atender los primeros casos cuando el sismo de Septiembre de 1985 al destruir el Hospital obligó a suspender esta línea de trabajo e investigación.

  Finalmente, en la vida y corta historia de un Hospital que no cabe en cifras o en datos objetivos, pero que resultan tanto o mas importantes que estos últimos, ¿ qué aspectos fueron comunes para la gran mayoría de trabajadores de esta Unidad, médicos, enfermeras, técnicos, administrativos, paraclínicos e intendencia? Quizás se podría exponer mejor el carácter de este Hospital confrontando lo que no hizo con lo que sí hizo.

  En el trabajo asistencial su meta no fue complacer y aplaudir incondicionalmente las medidas provenientes de niveles a veces lejanos, sino ofrecer un máximo de protección y eficiencia en la atención de sus pacientes, poniendo especial interés en la condición humana. En sus funciones docentes no soslayó la importancia de los factores socio económicos ni la de la iatrogenia en los índices de morbimortalidad y siempre hizo énfasis en el trabajo de grupo y en la crítica constructiva. En el área de Investigación, su principal propósito no fue alcanzar logros de prestigio con grandes efectos decorativos sino la búsqueda de soluciones viables para los principales problemas de la salud de la mujer y del recién nacido. 
 

Por lo que no hizo, el Hospital de Gineco Obstetricia No. 2 del Centro Médico Nacional, tuvo que enfrentarse con frecuencia a la incomprensión y a la crítica equivocada. No obstante, tanto por ello como por lo que sí hizo, los trabajadores de este Hospital estamos seguros de que su huella en la Medicina de México será clara y permanente.

 

  

    Principal